Marketing de guerrilla

¿Cómo puede una start up con poco capital conseguir las mejores campañas de marketing? ¿De qué herramientas disponen para publicitarse a bajo coste? Internet es un gran medio que nos proporciona las herramientas para conseguirlo. ¿Podemos tener problemas legales con nuestras campañas de marketing?

Durante el martes 13, 30 personas encontraron respuesta a estas preguntas en esta charla impartida por Carlos Polo y Xabier Álvarez en el aula Ingenio de la Universidad de Deusto y todos salieron satisfechos con las ideas que nos expusieron para solventar este problema al que se enfrentan la mayoría de las nuevas empresas.

Comenzó Carlos explicándonos cómo hoy en día las redes sociales han conseguido ser una de las herramientas más potentes para darse a conocer, pero entre tantas empresas que lo intentan, sólo unas pocas lo consiguen. ¿Qué tienen en común las campañas que mejores resultados consiguen? Por lo general todas reúnen las mismas características: hablamos de fotografías, vídeos, etc. que siempre consiguen un gran impacto gracias a su originalidad que sorprende a todo el que las vea, lo que provoca que enseguida corran como la pólvora a través de las redes sociales. A esto se le llama marketing viral.

Las principales claves de este tipo de marketing es que son campañas que atraen mucho a todos los que la ven. Son anuncios que gracias a toda la creatividad que hay detrás de ellos se convierten en anuncios que la gente define como memorables. Uno de los puntos para conseguir esto es llevar a cabo todo con medios baratos, que es lo que necesitamos ya que no disponemos de mucho dinero para invertir en publicidad. Para ello debemos tomarnos la libertad de utilizar cualquier herramienta de la que dispongamos. Son inspiradoras y persuasivas para los que la ven. En definitiva, deja a la persona tan sorprendida que tiende a compartir tu campaña publicitaria, sirviéndonos de altavoz para conseguir nuestro propósito.

Pero, ¿es suficiente con esto? ¿A quién debemos dirigir nuestra publicidad para que sea efectiva? Nada de esto nos va a ser útil si no realizamos un buen lanzamiento. Hay un grupo de gente al que es totalmente necesario que dirijamos nuestra campaña para lograr el mayor éxito posible. Son personas influenciadoras. En todos los campos existe gente de este tipo. Pueden ser bloggers famosos, perfiles de Twitter con un gran número de seguidores, grupos de Facebook con muchos fans o incluso los grupos de debate de Linked In en los que se encuentran muchas personas. Si nos encargamos de hacer llegar nuestra campaña a estas personas y a ellos les gusta, enseguida la difundirán y conseguirán el efecto deseado.

Una opción a tener en cuenta y mucho más barata, que es lo que buscamos cuando hablamos de marketing de guerrilla, es ser nosotros el dueño de este tipo de grupos y perfiles influenciadores. Es tan sencillo como abrir un nuevo perfil en Twitter, ir siguiendo a gente e interactuar con ellos. Puede conseguirse tanto hablando frecuentemente con ellos como escribiendo mensajes que causen impacto. Así, cuando publiquemos a través de estos perfiles o grupos nuestra campaña, nuestros seguidores no se percatarán de que el fin con el que ha sido creado ese perfil es el de conseguir que nuestra publicidad tenga un gran impacto y obtengamos el éxito deseado.

Por otro lado, Xabi Álvarez nos habló de la legalidad en la publicidad. ¿Puede llegar a resultarnos beneficioso en algún caso sobrepasar los límites legales o caminar por la delgada línea que separa lo que se debe de lo que no se debe hacer? Antes de dar una respuesta a esta pregunta, aclaremos que desde aquí no queremos incitar a que lo hagáis.

Comenzamos hablando sobre los derechos de marcas de terceros. ¿Podemos utilizar los nombres, logotipos, etc. de otras empresas al publicitar la nuestra? En principio, cuando se cite a esa otra marca en positivo y sin menoscabarla, sí podemos utilizarla. Esto quiere decir, entre otras cosas, que en ningún caso podemos vulnerar el derecho a la intimidad, ni el honor ni la imagen de la misma.

Sin embargo, un consejo muy interesante es que cuando cerremos un contrato con otra empresa, en el mismo incluyamos una cláusula en la que se indique que podremos utilizar su nombre, logotipos y lo que concierne a la marca tanto en nuestra publicidad como en actos, eventos o presentaciones que realicemos. Así nos evitaremos posibles problemas en el futuro.

También estuvimos hablando sobre la ley de protección de datos personales. Hay que tener mucho ojo con los medios que utilizamos para difundir nuestra publicidad ya que si lo hacemos por ejemplo a través de email, que es un dato personal de cada persona, y no tenemos el consentimiento expreso suyo para enviarle este tipo de correos, nos estaremos metiendo en un gran problema.

La conclusión final que nos quiso transmitir Xabi para nuestras campañas es que siempre evitemos realizar publicidad engañosa o denigratoria para ahorrarnos muchos problemas legales que nos pueden suponer pérdidas económicas muy altas.

Al terminar la sesión, los asistentes se mostraron muy satisfechos con la información recibida, otorgando una calificación de un 9 sobre 10 a la charla impartida

Crónica por Nacho Ortiz Sanz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *