Emprendimiento Social

El pasado 19 de noviembre, se celebró una mesa redonda sobre emprendimiento social en el auditorio de la Universidad de Deusto, que tuve la inmensa suerte de moderar.

003

Este evento era uno más de los que se han organizado dentro de la Semana Deusto Emprende, que tiene como lema “las personas, el motor del cambio”.

Y, efectivamente, de personas estupendas y de excelentes profesionales fue el asunto.

Durante casi dos horas, escuché con deleite cómo Maria Elena Cheng de Kaixosensei, Magdalena Ituarte y Noemi Barrientos de MET Community, José Manuel Picó de Iniciador Kids y Alfonso Alzugaray de Mobility Alert, pusieron el foco de atención en los mayores, las mujeres, los más pequeños y las personas enfermas de lepra, como palanca de cambio de la sociedad. Entre todos, desgranaron con una ilusión desbordante y una pasión contagiosa, este patchwork de reflexiones que hicieron vibrar a todos/as los que allí estábamos presentes y que recogí para poder compartirlas con todos/as vosotros/as. ¡Ahí van!

  • Vivimos una época muy interesante. Es la época de la inteligencia en red. De la misma manera que lo que hace que nuestro cerebro funcione es la multitud de conexiones eléctricas inter-neuronales que se producen en él, esta sociedad funcionará mucho mejor si somos capaces de conectarnos para producir un avance exponencial en ella. Si una bandada de estorninos es capaz de hacerlo, nosotros/as también.
  • Ayudando a los demás, nos ayudamos a nosotros/as mismos/as.
  • El emprendimiento social es una forma de vida.
  • A lo largo de nuestras vidas como emprendedores/as sociales, habrá épocas de éxito para disfrutar, y épocas de fracaso para aprender. Ambas son valiosas, las dos nos ofrecerán mucha información sobre por dónde continuará nuestro camino.
  • La aportación a la sociedad, tiene que venir desde la humanidad. Ser humano, tiene que ser rentable para producir impactos sociales sostenibles.
  • Nos encontramos en una era en la que se está dejando fuera el inmovilismo. La persona vuelve a ser el epicentro de la sociedad y esto supone compromiso, una gran responsabilidad y a la vez una mayor capacidad de acción para cada uno/a de nosotros/as.
  • Miedo y vergüenza son solo dos palabras de 5 y 9 letras respectivamente. ¡Atreveos a ir más allá de ellas!

007

Y por último, os dejo un pareado que nos puso a todos/as los asistentes una sonrisa en la boca, a modo de recordatorio:

“Para emprender con fundamento, pasión y conocimiento”-María García López, CEO en Ngloba Strategy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *