Moldeak apurtzen komunikazio arloan!

Breaking molds* enpresatik etorritako Imanol Abad-ek argi dauka: moldeak apurtu behar dira ikuspegi berriak aurkitzeko. Formatuetan berritzea. Erlaziorik gabeko kontzeptuak nahastea. Modu eragikorragoan zirrara sortzea. Harridura sortu inork espero ez duenean. Konbentzitu mezu dibertgarria zabalduz. Politikoki zuzena denaren preso ez izatea. Kontsumitzailean gehiago pentsatu saldu nahi dugunean baino. Moldeak apurtzea, laburbilduz, arnasten dugun kreatibitatea da.

A su vez Lorena nos explicó su giro profesional y lo que supuso pasar de ser una ingeniera informática (totalmente determinista) a trabajar las redes sociales (indeterminista) desde la premisa que “detrás de toda máquina hay una persona”. El primer gran reto en cuanto a su labor en Identidad Digital fue pasar de una presentación 1.0 a un mundo totalmente conectado con redes, extranet, buzón digital, blog, etc.etc. Dando una vuelta de tuerca al mundo de la comunicación.

Después de las presentaciones, Imanol habló de algunas campañas realizadas desde Breaking Molds como la de “No te vayas a Alemania” y lo que supuso para la empresa contratante Wattio pero también para ellos.

Lorena expuso las acciones llevadas a cabo cuando “explotó” la información falsa sobre aquellas fotos de estudiantes de Deusto desnudas y divulgadas por internet. Nos contó lo mal que lo pasó, las decisiones que tuvieron que tomar desde el gabinete de crisis que se montó y cómo instrumentó toda la respuesta hacia los medios. El gran aprendizaje que supuso, el cabreo consiguiente por la falta de rigor de los medios, etc.etc.etc.

Los estudiantes debatieron en grupos “qué es lo que debería de hacerse ó qué hubieran hecho en caso de ser el responsable de comunicación de Deusto en ese momento y con dicho problema sobre la mesa”. Las conclusiones que predominaron fueron las que indicaban que hay que contrastar la información, contrastar si las fotos son reales ó no, realizar una nota de prensa una vez obtenida toda la información en su conjunto, redireccionar a una única persona como responsable de la comunicación para que no haya fisuras en el mensaje, esperar y dar una respuesta acorde a los datos contrastados y única. “La imagen de la Universidad está en juego dependiendo de la respuesta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *